Seleccionar página

ORACIÓN DE SAN FRANCISCO DE ASÍS

Tú eres santo, Señor Dios único, que haces maravillas.
Tú eres fuerte, tú eres grande, tú eres altísimo.
Tú eres rey omnipotente, tú eres Padre santo, Rey del cielo y de la tierra.
Tú eres trino y uno, Señor Dios, todo bien.
Tú eres el bien, todo bien, sumo bien, Señor Dios, vivo y verdadero.
Tú eres caridad y amor, tú eres sabiduría.
Tú eres humildad, tú eres paciencia, tú eres seguridad.
Tú eres quietud, tú eres gozo y alegría.
Tú eres justicia y templanza.
Tú eres todas nuestras riquezas a satisfacción.
Tú eres hermosura, tú eres mansedumbre.
Tú eres protector, tú eres custodio y defensor.
Tú eres fortaleza, tú eres refrigerio.
Tú eres esperanza nuestra, tú eres fe nuestra.
Tú eres la gran dulzura nuestra.
Tú eres la vida eterna nuestra, grande y admirable Señor, Dios omnipotente, misericordioso salvador. Amén.

ORACIÓN DE SAN FRANCISCO DE ASÍS A LA SANTÍSIMA TRINIDAD

Tú eres santo, Señor Dios único, que haces maravillas.
Tú eres fuerte, tú eres grande, tú eres altísimo.
Tú eres rey omnipotente, tú eres Padre santo, Rey del cielo y de la tierra.
Tú eres trino y uno, Señor Dios, todo bien.
Tú eres el bien, todo bien, sumo bien, Señor Dios, vivo y verdadero.
Tú eres caridad y amor, tú eres sabiduría.
Tú eres humildad, tú eres paciencia, tú eres seguridad.
Tú eres quietud, tú eres gozo y alegría.
Tú eres justicia y templanza.
Tú eres todas nuestras riquezas a satisfacción.
Tú eres hermosura, tú eres mansedumbre.
Tú eres protector, tú eres custodio y defensor.
Tú eres fortaleza, tú eres refrigerio.
Tú eres esperanza nuestra, tú eres fe nuestra.
Tú eres la gran dulzura nuestra.
Tú eres la vida eterna nuestra, grande y admirable Señor, Dios omnipotente, misericordioso salvador. Amén.

CÁNTICO AL HERMANO SOL «SAN FRANCISCO DE ASÍS»

Altísimo, omnipotente, buen Señor: tuyos son los loores,
Ia gloria, el honor y toda bendición.

A ti solo, Altísimo, convienen,
y ningún hombre es digno de hacer de ti mención.

Loado seas, mi Señor, con todas tus criaturas,
especialmente el hermano Sol,
el cual hace bello el día y nos da la luz,
y es bello y radiante con grande esplendor,
de tí, Altísimo, lleva significación.

Loado seas, mi Señor, por la hermana Luna y las estrellas;
en el cielo las has formado claras, preciosas y bellas.

Loado seas, mi Señor, por el hermano viento,
y por el aire, nublado, sereno, y en todo tiempo,
por el cual a tus criaturas das sustento.

Loado seas, mi Señor, por la hermana Agua,
la cual es muy útil, humilde, preciosa y casta.

Loado seas, mi Señor, por el hermano Fuego,
con el cual alumbras Ia noche, y es bello, jocundo, robusto y fuerte.

Loado seas, mi Señor, por nuestra hermana madre Tierra,
la cual nos sustenta, gobierna, y produce diversos frutos,
con coloridas flores y hierbas.

Loado seas, mi Señor, por quienes perdonan por tu amor,
y soportan enfermedad y tribulación,
bienaventurados los que sufren en paz,
pues de tí, Altísimo, coronados serán.