Seleccionar página

La jornada de Champions del pasado martes en París ha sido aplazada por un episodio racista.

El equipo de fútbol turco Istanbuil Basaksehir, capitaneados por Pierre Webó, decidió no continuar jugando el partido por el siguiente motivo:

En el minuto 13 de partido se produjo una entrada por parte de Kimpembe, jugador del PSG, sobre Gulbrandsen, del equipo contrario. 

En ese momento el cuarto árbitro Sebastián Coltescu dice por el pinganillo «ha sido el negro, ve y mire quién es. No es posible actuar de esta manera«.

El cuarto árbitro rumano se dirigió al árbitro del partido Ovidiu Alin Hategan hablando en Rumano, diciendo la palabra «Negru».

Pierre Webó (ex delantero camerunés de Osasuna, Leganés y Mallorca entre las temporadas 2003 y 2011) reconoce el término por su parecido con el castellano «Negro».

En ese momento se dirige al cuarto árbitro, gritándole «Why do you say negro?«, ¿por qué dices negro?, lo que le cuesta la expulsión por la protesta.

En ese momento el primer y cuarto árbitro tratan de explicar que ellos hablan en rumano y que allí «negro» no es un término racista.

El jugador senegalés nacido en Francia, Demba Ba les pregunta «¿Cuando te refieres a un blanco le dices «el hombre blanco»?». 

A la escena llegan los jugadores del PSG. Neymar y Mbappé, también muy sensibles y combatientes con el No al racismo.

Kylian le dice al colegiado «Si el cuarto árbitro ha dicho esto, se tiene que ir» y Neymar insiste, «No vamos a jugar, no vamos a jugar con ese tío ahí». 

El árbitro Hategan pide calma y acepta que los dos equipos se retiren durante unos minutos para que los ánimos se calmen.

Se propone que el cuarto árbitro se vaya a la sala del VAR y uno de los colegiados allí presentes le sustituya, pero el Istanbul se niega.

10 minutos más tarde, se anuncia la reanudación, el PSG salta al campo, pero los turcos anuncian en su cuenta de twitter que se retiran.

Respecto al cuarto árbitro Sebastián Coltescu, mencionar que no es la primera vez que se ve envuelto en una polémica similar.

El exárbitro rumano Adrian Porumboiu ha afirmado que «Toda la carrera de Coltescu está llena de momentos oscuros. Puede que tenga talento, pero puede dedicarse a otra cosa, a la música o al baile. En el arbitraje debe ser imparcial»

«A un árbitro se le permiten errores humanos, pero hace años que no lo son. No hay partido en el que no interviene directamente en el resultado final»

Dos de los capítulos más famosos de Coltescu se dieron en los años 2013 y 2015.

El primero fue en un partido ente el Petrolul y el Gaz Metan que acabó con siete expulsiones y 13 amarillas .

Uno de los jugadores que vio la roja se encaró con él de tal forma que el propio Coltescu tuvo que agarrarle del cuello para defenderse. 

El segundo fue en un encuentro entre el Astra y el Steaua que acabó con tres goles anulados al Steaua.

Los jugadores se quejaron de que además, perdonase la expulsión a un delantero del Astra que había cometió una agresión y solo vio amarilla.